"VALDIVIA CIUDAD DE LOS RÍOS"

Dollar: $656,01
Euro: $758,57
UTM: $46.787,00

Noche Valdiviana

Si existen recuerdos que perduren en la memoria de quienes visitan Valdivia durante el verano, de seguro más de alguno tendrá que ver con la noche que a finales de febrero, engalana las aguas del Calle-Calle. Esta es la noche en que sin ser año nuevo se reúnen los valdivianos para festejar y despedir al verano y a quienes vinieron con él.

La jornada en que la ciudad más linda de Chile sale a la calle, se llama Noche Valdiviana, y desde hace varias décadas es una de las tradiciones más emblemáticas con la que se recuerda a Valdivia en el resto del país.

El primer antecedente que se tiene de la Noche Valdiviana es de octubre de 1907  y con motivo de la visita del presidente Pedro Montt, cuando se celebró en su honor y con éxito rotundo, una gran “noche veneciana”. Designada como “Fiesta de las aguas”, además de embarcaciones menores se sumaron 12 vapores principales, todos engalanados con faroles, en un trayecto que fue desde el muelle “La Peña” a la altura de la calle Yerbas Buenas  hasta el río Cau Cau.

Posteriormente el 12 de febrero de 1917, se  estableció la celebración de la primera semana valdiviana con gran alegría y entusiasmo. Durante varios días la ciudad vivió en un ambiente de fiesta, entre reuniones sociales y bailes populares, dejando un grato recuerdo a sus habitantes.

LA NOCHE VALDIVIANA EN EL PRESENTE

El desfile de 45 embarcaciones que navegan iluminadas sobre el río, constituye el hito del verano y viene a cerrar todas las actividades del programa Verano en Valdivia, organizadas por el municipio.

Las embarcaciones son ornamentadas con diversos motivos, los que han sido escogidos con especial cuidado debido a la importante valoración que tiene el tema presentado en el contexto del concurso.

Escenas de películas, maravillas arquitectónicas del mundo, figuras mitológicas y representaciones de animales sorprenden a la gran cantidad de público que se acerca a la costanera de la ciudad, lugar naturalmente privilegiado para contemplar el espectáculo.

La nave de la Reina de los Ríos y su corte de honor son las encargadas de dar inicio al desfile fluvial que se prolongará por espacio de una hora.

La emoción y los aplausos de los asistentes se extienden para dar la bienvenida a cada una de las embarcaciones. Ya sean grandes o pequeñas, representan el esfuerzo y la coordinación de las empresas, instituciones y personas participantes.

Diseño gráfico y desarrollo web por Estudio Brief